Cuando nos encontramos con alguien que hace un uso excesivo de las redes sociales o de las nuevas tecnologías puede ser que lo que observemos es un síntoma o una manifestación secundaria de algún problema personal.

Redes Sociales

El cerebro humano es un cerebro social, que busca siempre la atención de sus iguales y crear relaciones sociales, muchos tipos de relaciones, familia, amigos, parejas, socios en aventuras o proyectos, etc. Es por esto que somos tan sensibles a los refuerzos que las redes y las nuevas tecnologías nos pueden proporcionar.

Tratamiento

Así, es fácil abusar de estas, lo que provoca una pérdida de habilidades sociales, dificultades en las interacciones y que el sujeto viva una vida virtual, construyendo relaciones sociales ficticias. También impide que estemos solos ni un solo momento, siempre conectados. Esto dificulta el desarrollo de habilidades de instrospección, disminuye o desaparece ese lenguaje con nosotros mismos que favorece el autoconocimiento. El objetivo terapéutico en las adicciones sin drogas corresponde al reaprendizaje de una conducta controlada.

"El abuso de las redes sociales puede provocar una pérdida de habilidades sociales y dificultad en las interacciones".